fbpx
ser modelo

Origen de los Modelos

El inicio de la historia del modelo es difícil de fechar, ya que siempre ha habido personas que han posado para los artistas ejerciendo la figura del modelo aún sin ser conscientes.


Si tuviéramos que definir el comienzo esta profesión centrándonos en la moda, podríamos fecharla en la Italia renacentista, donde se acuño la palabra modus (del latín “medidas”).

 

Desde entonces, la profesión del modelo ha ido evolucionando hasta centrarse en tres grandes bloques dentro del mundo de la moda: Modelo de pasarela, modelo de fotografía y modelo de publicidad.

 

Como su propio nombre indica, en la Moda ha habido diferentes prototipos de modelos, según la época y tendencias, hasta centrarse en las que hasta hace bien poco, hemos conocido comúnmente como modelos, asociándolas a personas jóvenes, altas y muy delgadas.

Hoy en día, se empiezan a romper barreras, apareciendo diferentes prototipos de mujer y de hombre, reivindicando su hueco dentro de cada gran bloque, primando mas esa reivindicación social que la propia finalidad del modelo: mostrar el producto.

 

Así, hoy podemos incluir dentro del marco de Modelo de publicidad, a bloggers, youtubers e influencers que realizan reseñas sobre productos, nos cuentan como usarlos y nos venden sus experiencias, teniendo un gran impacto social y adquiriendo su figura como modelo gran reconocimiento.

El Modelo en el Mercado de la Moda

ser modelo

Para dedicarnos profesionalmente a ser modelos, no podemos olvidar nunca nuestro objetivo: mostrar el producto lo mejor posible. El modelo tiene que crear empatía con el público y desear que éste quiera llevar lo que él lleva, ser como él.

Generalmente, cuando pensamos en una modelo, nos viene a la cabeza la figura de una persona entre 18 y 25 años, que mide en torno a 176 y como mucho con una talla 36 de pantalón. 
Pero eso dista mucho de lo que realmente es la profesión del modelo.

 

Al haber productos muy diferentes, también se buscan modelos muy diferentes, lo que hay que tener claro, es el mercado al que se ajusta nuestro perfil.


Con esto quiero decir que, una modelo típica de pasarela, con unas medidas muy específicas, no puede dedicarse, por ejemplo, a mostrar ropa fitness, que necesita una fisionomía completamente diferente. Porque cuando vemos un modelo u otro en una publicidad del tipo que sea, tiene que inspirarnos. Tenemos que creer que el producto que lleva nos va a hacer vernos así. Por eso todos podemos ser modelos, porque todos tenemos nuestro mercado o nuestro público al que vamos a inspirar.

 

Así, encontramos un amplio mercado con diferentes tipos de modelos, que podemos clasificarlos en tres grandes bloques: Modelo de Pasarela, Modelo de Fotografía y Modelo de Publicidad. Un modelo puede dedicarse expresamente a uno de esos grupos o a todos a la vez, dependiendo de su perfil. Y dentro de estos grandes grupos, puede trabajar sólo en una subcategoría o en varias, pero no en todas.

 

 

¿Te gustaría Ser Modelo?

Podemos ayudarte a conseguir tu objetivo.

MASTER INTENSIVO VERANO

MODELO

Abrir chat